Saltar al contenido

Grecia y el vecino rico.

4 noviembre 2011

De mis tiempos de EGB recuerdo que el libro de lo que se llamaba Lenguaje tenía un montón de cuentos populares o tradicionales. Estos días me ha venido a la mente uno en concreto, aquel que relataba como un vecino rico pretendía que el vecino pobre contribuyera a arreglar la muralla que separa las dos casas. El vecino rico hablaba de igualdad, de la necesidad de participar a partes iguales en el arreglo y de que la obligación del otro, del pobre, era pagar su parte de la factura a la empresa constructora que hiciese la reforma. El vecino pobre aseguraba que no tenía dinero, que ni siquiera podía comprar zapatos para sus hijos y que poco menos que vivían de la beneficiencia. El vecino rico, como sucede con todos los ricos, estaba convencido de que el vecino pobre mentía y que algo tendría, por lo que amenzaba con llamar a la justicia para que resolviese la cuestión.

Y como el vecino pobre sabía que la justicia siempre resuelve a favor de los ricos decidió pasar a la acción. Comenzó a apilar madera y más madera contra la muralla y cuando el vecino rico le preguntó qué demonios hacía con tanta leña el vecino pobre le respodió que ya que no podría pagar el arreglo de la muralla y como seguramente la justicia lo metería en la cárcel iba a prenderle fuego a su pobre casa. El vecino rico le dijo que eso era una temeridad, que el fuego podría incendiar también su lujosa vivienda. El vecino pobre ni se inmutó y entonces el vecino rico decidió pagar él el arreglo de la muralla.

Bueno, no recuerdo exactamente como era el cuento, pero la idea es sencilla. Tengo la impresión de que eso es lo que estaba pensando el presidente Griego cuando decidió convocar un referemdum sobre si su país aceptaba o no la ayuda de sus vecinos. Después la cosa quedó en nada pero parece un acto desesperado del que ya no tiene nada que perder y avisa que si él pierde, perdemos todos.  Todos debemos pagar nuestras deudas, es cierto, pero también es cierto que de donde no hay no se puede sacar.

From → Uncategorized

4 comentarios
  1. Magnifico Blog compañero, ya he leido algunas cosillas pero volvere a investigar, te lo aseguro.
    Un abrazo enorme desde el sur.

    • Muchísimas gracias!! No te imaginas lo bien que sienta saber que hay alguien por ahí.
      El blog solamente pretende expresar lo que yo pienso. No hay informanción novedosa ni grandes ideas, pero intento que sea auténtico.
      Prefiero equivocarme por mi mismo que acertar siguiendo ciegamente las ideas de los demás.
      Un saludo y muchas gracias por venir!

  2. Brubaker permalink

    Muy bueno y muy claro!! En el momento en el que se propuso que la sociedad hablase, tembló todo, surgió un pánico en Europa y un temor a que esta “unión europea” se descompusiese.
    salúd

  3. Gracias por el comentario, Brubaker.
    Efectivamente, parece que la vieja Europa, tan dada a hablar de los valores democráticos y a intentar “guiar” a los demás hacia el buen gobierno siente miedo cuando el pueblo quiere dar su opinión. Lo realmente terrible es que son los mercados los que están forzando los cambios políticos, a los ciudadanos sólo nos queda mirar con resignación, poner la cartera encima de la mesa y pagar la cuenta.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: