Saltar al contenido

La actitud infantil del FMI.

6 junio 2013

La_deuda_con_los_funcionarios

Como si de un Borbón se tratase los del FMI reconocen que se equivocaron al imponer unas medidas tan drásticas a la economía griega, que tanto despido de empleados públicos y tanta rebaja de pensiones y de salarios no era una medida muy acertada, que tal vez no se debían reducir los presupuestos de sanidad o de educación, que se les fue un poco la mano, vamos.

Parece ser que se dieron cuenta de que las cosas están peor tres años después de comenzar a aplicar las reformas de los economistas y técnicos del FMI y del Banco Central Europeo. En el 2010 no sabían que de donde no hay no se puede sacar. Ahora lo saben y deciden que tienen que ir sacando poco a poco, que hay que seguir machacando a la sociedad, pero con calma, sin prisas.

Lo lamentable es que la historia se repite. En los años 80 el FMI y el Banco Mundial se dedicaron a hundir las economías de latinoamerica imponiéndoles unha deuda externa que todavía siguen pagando.  En los años 90 se centraron en aquellos países que pertenecían a la antigua Unión Soviética y durante la primera década del siglo XXI había que luchar contra el terrorismo y los grandes poderes financieros invertían en guerra y muerte.

Ahora le toca a Europa. En los últimos tres años mucha gente ganó mucho dinero invertiendo en la deuda española, en la Italiana, en la Griega. Lo disfrazan de austeridad, de reorganización del gasto y saneamiento de cuentas… Idearon grandes planes de rescate que ahora resultan fallidos, o eso quieren hacernos creer.

A mi me parece que actuan como los niños cuando están probando cuales son los límites.  Con el dedito van moviendo la taza del café, que te va a caer, le dices, y ellos a mover, y tú a decir que se va a quemar, y él a mover hasta que la taza se cae y rompe. Ponen cara de sorpresa y te dicen tan ricamente que fue sin querer.

Lo malo es que aquí están probando con nosotros,  apretando cada vez un poco más y cuando ven que ya no pueden sacar más dicen que se han equivocado, que habrá que tomar otras medidas.  Pero como si de niños se tratase no se responsabilizan de nada, no asumen sus fallos y sobre todo no se cuestionan si no habrá que cambiarlos a ellos.

Está muy bien esto de reconocer los fallos, pero tal vez haya entre ellos algunos que no están preparados para su trabajo. Tendrán que saber quienes han fallado y despedirlos por incapacidad manifiesta. Después de tantos años parece claro que no son buenos profesionales, será necesario poner a otros. O tal vez suprimir tantos  organismos que hasta ahora no parece que hayan hecho nada bien. Ni supieron prever la supuesta crisis financiera ni saben ahora encontar soluciones.

2 comentarios
  1. Y que no tengamos algún valiente que emita una orden de busqueda y captura internacional para hacerles pagar…

    • Tendrían que bloquearles sus cuentas corrientes, aunque a saber dónde esconderán sus dineros…
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: