Saltar al contenido

Santificar las fiestas

19 abril 2014

Santificar las fiestas

Comprendo yo que las gentes de España quieran cumplir con lo establecido en el tercer mandamiento y santifiquen escrupulosamente las fiestas. Cristianos y devotos como son no extraña que todas las ciudades y pueblos tengan sus procesiones y sus fiestas y que desde no se que día haya santos y vírgenes paseando por las calles y un montón de hinchas aplaudiendo y guardando silencio, según corresponda.

Hay, sin embargo, cosas que me resultan bastante contradictorias, cuando no directamente hilarantes. Me parece un poco absurda la emoción que muestran algunos personas al ver pasar las imágenes, esos llantos, esos gritos de “guapa” o ese hablar de las vírgenes como si fuesen la niña mona del pueblo, esa que desde pequeña oye a todo el vecindario alabando su hermosura y al final se lo cree y quiere hacer carrera como modelo. Me parece ridículo todo el artificio y toda la parafernalia que rodea al alguna cofradías para sacar un trozo de madera a la calle. Y me parece un gasto excesivo adornar y adornarse de tal manera para la ocasión. Mejor harían los cristianos y cristianas invirtiendo esos dineros en el prójimo en lugar de en sí mismos, pero creo que ese es otro mandamiento y no conozco cual es la fiesta que lo celebra.

Pero lo realmente excesivo son las vacaciones. No me parece normal que gran parte de las vacaciones las establezca el calendario cristiano, pero sobre todo no me parece nada razonable que los centros escolares cierren más de una semana para celebrar la muerte y supuesta resurrección de un hombre del que pocos conocen su mensaje. Vale, el Viernes Santo siempre ha sido festivo y el Jueves pues también, ¿pero es necesario que no haya escuela durante diez o doce días?

¿Y de dónde sacan tantos días de vacaciones los españoles y españolas? ¿Acaso las empresas también cierran en Semana Santa? Nos sorprende que nos digan que no somos competitivos, pero sinceramente, ¿podemos ser competitivos con el ritmo de vacaciones que tenemos? Se acaban las vacaciones de Semana Santa, pero pronto comienza la Feria de Abril (que este año cae en mayo), y después de mayo habrá que comenzar a organizar las vacaciones de agosto, y en septiembre pensaremos en el puente del Pilar, el puente de la Constitución, la navidad…

Vamos de fiesta en fiesta y pretendemos que nuestro sistema educativo sea de calidad. Nos permitimos que la actividad docente se interrumpa una o dos semanas cada dos meses y que en verano sean tres meses de vacaciones y queremos que el alumnado obtenga mejores resultados en los informes internacionales sobre formación.

Al final nos encomendaremos al Señor, o la Virgen de la Cueva, para salir de la crisis y seguiremos viviendo como siempre lo hemos hecho, como gentes festivas y de carácter alegre más preocupadas por el traje de la primera comunión del niño que por si tendrán tiempo o no de ver todo el temario de cuarto de primaria. Saber no sabrán leer, pero bien lindos y lindas que irán en un día tan especial.

From → Aquí y ahora.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: